La vida con diabetes implica tomar unas 8 decisiones diarias más que las de cualquier otra persona. Estas decisiones tienen que ver con tu azúcar. Ya que para prevenir complicaciones futuras es necesario mantener unos niveles de glucosa en sangre correctos.

Los niveles de glucosa en sangre se pueden monitorizar de dos formas. Gracias a un medidor de azúcar en sangre o a un monitor continuo de glucosa o CGM.

Los CGM (Dexcom, freestyle Libre, etc) son la solución más completa ya que te permiten visualizar no solo la glucosa de la medición puntual si no los datos de las últimas 8 horas. Estos sensores se colocan habitualmente en el brazo o en el abdomen y transmiten información a un monitor que muestra los niveles de azúcar en sangre cada pocos minutos, lo cual ayuda a tener unos niveles de glucosa en sangre adecuados.
Sin embargo un monitor de azúcar en sangre mide la cantidad de glucosa que se encuentra en una gota de sangre en un momento concreto, generalmente en el dedo.

¿Cómo mido mi glucosa con un medidor de azúcar?

Para ello hay que seguir estos pasos:

  1. Lávate las manos.
  2. Ten cerca el medidor, una lanceta, alcohol y una tira reactiva.
  3. Frota las manos y los dedos para estimular el flujo de sangre.
  4. Enciende el medidor de glucosa y mete la tira reactiva.
  5. Limpia el dedo que vayas a usar para la medición y deja que el alcohol se evapore
  6. Pincha con cuidado el dedo con la lanceta
  7. Aprieta con suavidad el dedo hasta que se forme una gota de sangre
  8. Pon la gota de sangre en la tira reactiva.
  9. Espera a que el medidor de el resultado
  10. Registra los resultados en Cori, agregando notas sobre cualquier baremo que haya podido afectar a esa glucosa, como alimentos o actividad física.

Dependiendo del país las unidades para medir los niveles de glucosa en sangre pueden ser diferentes. Por ejemplo México, España y Estados Unidos usan los miligramos de glucosa por decilitro de sangre mg/dl. Sin embargo en otros países como Canadá y Reino Unido la glucosa en medida en minimices/litro (mol/L).
La conversión de estos datos es muy sencilla de realizar solo hay que multiplicar los mg/dl por 18 para obtener (mmol/L) o dividir entre 18 los mmol/L para convertirlos en mg/dl.


Si quieres saber más sobre como cuidar tu diabetes no olvides seguirnos en InstagramTwitterFacebook o LinkedIn.